Cómo actuar ante una separación con hijos

Separación con hijos

Separación con hijos-María MartínezEn mis años de ejercicio como abogado de divorcios he tratado multitud de casos de separación con hijos. Es un tema muy delicado y desde un principio aconsejo a las personas afectadas que se pongan en contacto con un profesional para saber a qué se enfrentan, las posibilidades que tienen y todas las consecuencias que pueden derivarse.

Aclaración sobre la separación

Lo primero que hay que aclarar es que una separación no es un divorcio. Cuando una persona está casada, una de las obligaciones que tiene es la de convivir con el cónyuge. Cuando usted se separa de su cónyuge cesa la obligación legal de convivir con él/ella, pero continúan casados.

La simple interposición de la demanda de separación o divorcio conlleva automáticamente el cese de la obligación de convivencia. Se pueden solicitar una vez transcurridos 3 meses del matrimonio (salvo casos excepcionales en los que no rige dicho plazo).

Medidas a regular

En el proceso de separación matrimonial con hijos deberán regularse las siguientes medidas:

1- La patria potestad y la custodia de los hijos menores de edad.

2- El régimen de visitas de los hijos menores de edad.

3- El uso de la vivienda familiar.

4- Pensión de alimentos y compensatoria.

5- Contribución a las cargas del matrimonio.

Voy a hablar aquí más específicamente de las consecuencias económicas de la separación y, en concreto, de las pensiones que corresponden a los hijos. Lo aquí expuesto es también aplicable al caso del divorcio con hijos.

Separación con hijos

Pensiones de alimentos y compensatoria

Respecto de la pensión de alimentos que necesitan los niños menores de edad, primero hay que calcular todo aquello que sea necesario e indispensable para alimentarles y vestirles, así como para procurarles cualquier tipo de asistencia médica, su educación y formación. Por lo tanto, habrá que detallar todos los gastos.

En segundo término, y una vez cuantificados todos los gastos anteriores, habrá que atender a la capacidad de ingresos que tengan los padres y repartirse los gastos antes cuantificados de forma proporcional a los ingresos de cada uno.

Hay que tener en cuenta que si la custodia de los hijos se asigna a un solo progenitor, es como si este aportara una contribución en especie, y deberá computarse como aportación efectivamente realizada.

En el caso de que ambos tengan la custodia a medias, la pensión por alimentos a los hijos deberá de valorarse y pagarse de igual modo. Téngase en cuenta que no es un “castigo a los padres”, sino un derecho de los hijos que el ordenamiento jurídico regula, y no puede en ningún modo prescindirse de él. Además, deberá actualizarse anualmente conforme al índice de precios y las necesidades que vayan teniendo los niños.

Además de la pensión de alimentos está la pensión compensatoria, con la que no debe confundirse. Esta es la que le corresponde a aquel cónyuge que con la separación empeora su situación económica en relación con la del otro y con la que él mismo tenía en el matrimonio. La pensión compensatoria debe solicitarse, y no corresponde si no se pacta o se demuestra, al contrario que la pensión de alimentos, que siempre existe y ha de darse.

Separación con hijos: un ejemplo sencillo y habitual

Es fácil que usted se imagine lo habituales que son las disputas en estos temas. El primer caso que yo tuve fue hace ya más de 15 años. María U. P. vino a mi despacho después de que su marido se fuera de casa y les dejara a ella y a sus 3 hijos (de 9, 7 y 4 años). El hogar conyugal era de una herencia (bien privativo) de María U. P.

Un caso de separación con hijos

No tenían deudas. Ambos trabajaban y él ganaba el doble que ella, más o menos. Su marido le dijo que “pagaría la mitad de los colegios y de la ropa de los niños” y que, para “simplificar y hacerlo más cómodo”, le pasaría 500€ al mes por los tres hijos.

Entonces calculé con María U. P. lo que gastaba al mes en comida, autobuses escolares, actividades extraescolares, seguro médico, las gafas de la pequeña, el logopeda del mediano, las clases de música, la ortodoncia del mayor, etc…, todo junto sumaba más de 2.500€ al mes de media.

El padre decía que eso él también lo pagaría, pero que “se le justificara”. Yo mismo le llamé (en estos casos es difícil el diálogo entre las exparejas) y le aconsejé que se buscara un buen abogado que le explicara cuáles eran los derechos de sus hijos, y le dije que a partir de ahí se daría cuenta de que sus hijos no tenían que justificar ningún gasto.

Efectivamente, se buscó un abogado y fue más sencillo el acuerdo. Acordaron finalmente una pensión por alimentos; el padre debía abonar 2.000€ al mes para los tres hijos. Esto significaba 1.500€ al mes más para los niños.

Visto lo anterior, insisto siempre en lo mismo: en caso de separación con hijos lo mejor es ir a un abogado especialista. Si la separación es de mutuo acuerdo pueden ir ambos al mismo abogado para que redacte el convenio de forma pactada. Es el juez el que sancionará posteriormente el mismo.

Lo normal es que el juez y el fiscal no pongan reparos a la propuesta pactada que presenten los padres de mutuo acuerdo. Pero no es infrecuente que lo cambien al alza en beneficio de los niños. Da igual que sea la separación con dos hijos, con uno sólo o con muchos, lo importante son ellos, por sus beneficios económicos vela el ordenamiento jurídico.

María Martínez

María Martínez

María Martínez es ilustre abogada con licenciatura en Derecho. Tras su diplomatura decidió especializarse en casos de divorcio, también es una abogada experta en accidentes de tráfico, así como accidentes laborales y especialista en herencias. Hablamos de una jurista multidisciplinar con un alto grado de formación y experiencia en: delitos contra la persona, reclamaciones por indemnizaciones, acuerdos con compañías aseguradoras, accidentes de tráfico, ejecución de la declaración de herederos...
María Martínez

(Dando servicio a municipios de Murcia como: Caravaca de la Cruz, Lorca, San Pedro del Pinatar, Mazarrón, Jumilla, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.