Abogados divorcios Murcia: profesionalidad, objetividad y calma

 Abogados divorcios Murcia

Abogados divorcios Murcia-María MartínezComo abogado especialista en divorcios, llevo años luchando contra el tópico de que los abogados de divorcio son una especie de buitres cuya intervención solo sirve a su propósito de enriquecerse a costa de convertir una crisis matrimonial en una guerra. En realidad, los abogados de divorcios en Murcia lo que somos es especialistas en derecho de familia, lo que exige una sensibilidad especial que nos aleja de esa imagen negativa que no corresponde a la realidad.

Si introduces en cualquier buscador de internet “abogados divorcio Murcia” te encontrarás con cientos de anuncios de entre los que destacan aquellos que aluden a términos como “divorcios express” y cosas por el estilo. Pues bien, como miembro de un despacho de abogados de divorcio aborrezco esa expresión, pues este tipo de asuntos no se pueden tratar de forma rápida y estandarizada, todos tienen peculiaridades.

Soy consciente de que los implicados han de superar un trance emocional que por lo general es duro de por sí, por lo que como letrado hay que intentar sacar provecho de la situación de privilegio que facilita ver el problema desde fuera, y no perder nunca la objetividad, pues convertirlo en algo personal solo perjudicará los derechos del cliente.

 Abogados divorcios Murcia en un caso de divorcio De Susana F.L. y Miguel D.M.

Susana F.L. pidió cita en mi despacho. Su marido, Miguel D.M. quería el divorcio y parecía desesperada. Lo suyo había sido un amor a primera vista. Se habían conocido hacía 7 años durante unas vacaciones y transcurridos tres meses, Susana F.L. dejó su casa en Galicia, su trabajo de Jefa de Administración en una empresa de servicios por el que cobraba 1.850 € mensuales, se separó de su familia y amigos y se trasladó a Cartagena, donde se casaron.

Susana F.L. tuvo muchas dificultades para encontrar un trabajo, y como Miguel D.M. ocupaba un puesto de responsabilidad en una entidad bancaria por el que cobraba casi 4.000 € mensuales, y tenía una vivienda en propiedad heredada de su abuelo, ambos decidieron que Susana F.L. se dedicase por entero al cuidado de la casa y al de su marido.

Abogados Divorcios MurciaPero Miguel D.M. conoció a otra persona, y quería divorciarse. Le planteó que se trataría de un mero trámite, y que había leído en internet que podían hacerlo rápidamente porque no tenían bienes comunes ni tampoco hijos. Susana F.L. no daba crédito a lo que le estaba pasando, y se veía de pronto en la calle, sin trabajo y sin ingresos, por lo que me dijo que no quería divorciarse por nada del mundo.

Entendía la zozobra que la agobiaba, pero tuve que hacerle ver que en España no se exige la concurrencia de ninguna causa para divorciarse. Una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio, cualquiera de los miembros de la pareja puede pedir el divorcio, y el otro no puede negarse.

Intenté tranquilizarla y calmar sus miedos, porque estaba claro que el divorcio produciría un total desequilibrio entre las partes, dado que Susana F.L. llevaba 7 años dependiendo de su marido, dedicada a la casa, y había abandonado su trabajo, su familia y su entorno para comenzar una nueva vida con él. Estas circunstancias nos podrían abrir la puerta a conseguir una pensión compensatoria para ella que la ayudara a pasar este momento de urgencia.

 La conversación con Miguel D.F.

Siguiendo la norma habitual de un despacho cualquiera de abogados matrimonialistas, me puse en contacto con el marido, que no tuvo inconveniente en reunirse conmigo para tratar de la situación en la que quedaría su esposa tras el divorcio. Si bien a efectos legales no importa de quién sea la culpa de la ruptura, Miguel D.F. se sentía responsable, y quería paliar en lo posible los perjuicios que el divorcio le causaría a quien fue su mujer.

Quería ayudarla económicamente, porque era consciente de que lo había dejado todo por él, y también de que Susana F.L. quería volver a Galicia para superar la ruptura de su matrimonio en su entorno y tratar de reincorporarse al mundo laboral.

Había dos posibilidades, o establecer una pensión compensatoria durante un tiempo prudencial o bien una prestación única para facilitar el cambio de residencia, la búsqueda de una vivienda y asegurar unos fondos mínimos con los que Susana F.L. pudiera ir cubriendo sus necesidades sin muchas dificultades. Miguel D.F. estaba dispuesto a pagar 800 € al mes durante 3 años.

 El procedimiento de mutuo acuerdo

Abogados Divorcios Murcia - Procedimiento de Mutuo AcuerdoEn ese estado de cosas, todo estaba preparado para que el procedimiento de divorcio se tramitase por la vía del mutuo acuerdo, solamente quedaba que Susana F.L. decidiera si prefería una pensión mensual o bien una compensación por el divorcio en forma de prestación única. Consideró que esta segunda opción le daría más tranquilidad para empezar de cero.

Así que preparé el convenio regulador, que ambos firmaron y ratificaron a presencia judicial, y en poco más de un mes ya teníamos la sentencia de divorcio. A pesar de la tristeza que para Susana F.L. significaba la ruptura de su matrimonio, volvió a su Galicia natal con 28.800 €, que sin duda no habría conseguido si no hubiera recurrido al consejo experto de un especialista que acercó a las partes ante un divorcio que por desgracia no se podía evitar, pero que terminó solucionado pacíficamente, sin traumas ni guerras.

María Martínez

María Martínez

María Martínez es ilustre abogada con licenciatura en Derecho. Tras su diplomatura decidió especializarse en casos de divorcio, también es una abogada experta en accidentes de tráfico, así como accidentes laborales y especialista en herencias. Hablamos de una jurista multidisciplinar con un alto grado de formación y experiencia en: delitos contra la persona, reclamaciones por indemnizaciones, acuerdos con compañías aseguradoras, accidentes de tráfico, ejecución de la declaración de herederos...
María Martínez

(Con clientes también de poblaciones como: Cieza; Yecla; Lorca; Alcantarilla; Torre Pacheco; etc…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *