Legislación laboral Murcia; algunas preguntas y respuestas

entrevista legislacion laboral murcia

Legislación laboral Murcia

Legislación laboral Murcia - Sandra Serna

En este artículo voy a hacer una aproximación a la legislación laboral en Murcia. Para ello cuento con la colaboración con mi compañero Pedro, que es un conocido especialista en Derecho Laboral.

Concepto y contenido del Derecho Laboral

Pregunta: Para empezar, Pedro, ¿qué es el derecho del trabajo?

Respuesta: Como abogado laboral te diré que es aquella rama del derecho que regula las relaciones entre empresarios y trabajadores dentro de la empresa.

Pregunta: ¿Y cuál es, entonces, el contenido del derecho laboral?

Respuesta: Pues básicamente el contrato de trabajo y las distintas modalidades contractuales; las condiciones de trabajo, como duración, jornada o vacaciones; el salario y su estructura; la representación unitaria y la representación sindical; las garantías en caso de despido o sanción; y el régimen disciplinario de los trabajadores.

Pregunta: Hablando de legislación laboral, ¿cuáles son las fuentes del derecho del trabajo?

Respuesta: Pues las fuentes del Derecho laboral son: la normativa social comunitaria e internacional, las leyes y disposiciones reglamentarias de carácter nacional, los convenios colectivos y el contrato de trabajo.

Legislación laboral Murcia

Pregunta: ¿Podrías hablarnos de qué es lo que caracteriza a los contratos laborales?

Respuesta: Bien, las notas típicas de este tipo de contratos son la dependencia, la ajenidad, el carácter personalísimo y voluntario y la retribución.

Pregunta: ¿Podrías aclararnos cada una de ellas? Por ejemplo, ¿qué se entiende por dependencia?

Respuesta: La dependencia indica que el trabajador desarrolla su trabajo sometido a la esfera organicista, rectora y disciplinaria de la empresa y, por tanto, dentro del ámbito de organización y dirección del empresario.

La ajenidad supone que el trabajador no asume los riesgos derivados del trabajo realizado y que, en definitiva, su salario está garantizado. El resultado económico, favorable o desfavorable, no le afecta para nada.

Los frutos que se obtienen a consecuencia de su trabajo no le pertenecen, incorporándose al patrimonio del empresario.

Pregunta: ¿Y el carácter personalísimo y voluntario?

Respuesta: El trabajo es una obligación personalísima, porque no puede ser transferida a un tercero y se presta de una manera voluntaria.

En cuanto a la retribución, el trabajo se presta a cambio de una retribución del empresario. Es decir, que sin salario no hay contrato de trabajo.

Pregunta: ¿Existen algunos hechos que se consideren probatorios de la existencia de una relación laboral?

Respuesta: Sí, es lo que se llaman pruebas indiciarias, algunas de las cuales pueden ser la existencia de una jornada y horario de trabajo, la obligación de concurrir al lugar de trabajo, la exclusividad y la asiduidad, el hecho de que medie una nómina o recibo de salarios y la afiliación a la Seguridad Social.

Información sobre la Legislación laboral Murcia

Pregunta: ¿Cuál es la legislación laboral vigente?

Respuesta: Por excelencia, es el Estatuto de los Trabajadores; pero también lo es la Ley General de la Seguridad Social (LGSS), hasta el punto de que normalmente se habla de Legislación Laboral y de Seguridad Social; la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLIS); la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL); la Ley de Empleo; el Texto Refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS); la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo; la Ley de Igualdad; y la Ley de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia.

Y, según los casos, además de la normativa de desarrollo, puede ser aplicable la legislación laboral internacional (muy abundante; basta con echar un vistazo a la legislación laboral chilena, colombiana, etc…); aunque si hablamos de relaciones laborales en Murcia, en general será de aplicación la legislación española. 

Algunos supuestos de hecho

Información sobre la Legislación laboral Murcia

Pregunta: Una pregunta que nuestro lector se ha formulado seguro en alguna ocasión es si, en caso de terminar voluntariamente una relación laboral, puede generarse algún tipo de responsabilidad. ¿Puedes ilustrarnos sobre el tema?

Respuesta: El supuesto que me planteas es el de dimisión voluntaria del trabajador, también llamada baja voluntaria en la empresa (artículo 49.1.d) ET). Esta causa sólo requiere exteriorizar de manera inequívoca la voluntad de extinguir el contrato por parte del trabajador, a través de su consentimiento claro e inequívoco, pero sin que sea necesario alegar causa alguna que lo justifique.

Desde un punto de vista formal, la dimisión del trabajador sólo requiere como trámite fundamental el respeto del preaviso pactado en el contrato de trabajo o el establecido con carácter general en el Convenio Colectivo aplicable. En caso de que ni el contrato ni el convenio colectivo señalen plazo de preaviso alguno, la solución no es tan sencilla. Parte de la doctrina jurisprudencial entiende que en estos supuestos de ausencia de regulación del plazo concreto de preaviso, sería aplicable el plazo de 15 días, que es lo que la costumbre viene imponiendo; no obstante, podría ser defendible perfectamente la no exigencia de preaviso alguno.

En cuanto a los efectos del incumplimiento de preaviso, caso de exigirse éste en el contrato o convenio colectivo aplicable, cabe señalar que podría dar lugar a una indemnización de daños y perjuicios a favor del empresario o, cuanto menos, al oportuno descuento en la liquidación que le corresponda al trabajador al abandonar la compañía.

Pregunta: Voy a ponerte el caso de Nicasio I. M., que se encuentra en una situación preocupante por retrasos en el pago de los salarios, sin que a fecha de hoy haya cobrado la nómina del mes anterior. Con ello la cantidad de dinero que en este momento se encuentra pendiente de pago por parte de la empresa asciende a 4.500€.

Respuesta: Una de las causas de extinción del contrato de trabajo que recoge el artículo 49.1.j), en relación con el artículo 50 ET, es la voluntad del trabajador fundamentada en un incumplimiento contractual del empresario.

En concreto, el artículo 50.1.b) ET habla de la falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado, tal y como le ocurre a Nicasio I. M. La Jurisprudencia entiende que los incumplimientos tienen que ser graves, y tratándose de impagos de salarios es preciso un incumplimiento continuado, y no algo esporádico o circunstancial.

Nicasio I. M. podría proceder a resolver su contrato laboral, dado el comportamiento continuado y persistente de la empresa, y tendría derecho a solicitar la indemnización de 45 días por año de servicio, con el tope de 42 mensualidades hasta febrero de 2012, y desde esa fecha de 33 días, con el tope de 24 mensualidades.

Pregunta: ¿Podría en este caso la compañía alegar la situación actual de crisis para justificar la imposibilidad de afrontar el pago de los salarios?

Respuesta: Reiterada jurisprudencia entiende que no impide la extinción la concurrencia de este supuesto, aunque estemos ante una situación de crisis empresarial, e incluso aunque con posterioridad a la demanda de resolución del contrato la empresa hubiese conseguido la autorización oportuna para proceder a suspender o extinguir los contratos a través de un proceso de despido colectivo.

Pregunta: Muchas gracias, Pedro. Por último ¿qué recomendarías a quien se encuentre en alguna situación en la que deba consultar la legislación laboral?

Respuesta: Creo que el mejor consejo es acudir a un abogado especialista en Derecho Laboral que pueda resolver tus dudas y, si lo necesitas, aconsejarte e incluso defender tus intereses en un posible procedimiento judicial. Estoy seguro de que agradecerás mi consejo.

Sandra Serna

Sandra Serna

Sandra Serna, tras diplomarse en Derecho se decidió por la especialización en Derecho Penal, Derecho Procesal, Derecho de Daños y Derecho Familiar y Sucesiones. Nos referimos a una profesional de sólida formación con grandes dotes legalistas, lo que la lleva a solucionar con gran eficacia jurídica temas de muy diversa naturaleza legal de modo crítico y reflexivo: negligencias, daños, indemnizaciones, reclamaciones,infracciones, compensaciones, etc…Así como nombramientos de albaceas, reparto de herencias, redacción y gestión testamental, trámites notariales, divorcios, procedimientos de custodia...
Sandra Serna

(Servimos también a poblaciones como: San Javier, Totana, Caravaca de la Cruz, Lorca, Águilas, etc…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *