Indemnizaciones por despido Murcia: el despido improcedente y el plazo para la reclamación

Indemnizaciones por despido Murcia

Indemnizaciones por despido Murcia - Salvador Pino

Un despido es la comunicación por parte del empresario al trabajador de que ha tomado la decisión de extinguir la relación contractual existente entre ellos. Dependiendo de cómo se haya realizado el despido y de los motivos alegados, el trabajador puede tener derecho a alguna de las indemnizaciones por despido en Murcia. Lo más importante es que dicho trabajador acuda inmediatamente a un abogado laboralista porque, si hay que impugnar su despido, el plazo para dicha impugnación es sólo de 20 días desde que se ha producido.

Despido disciplinario y despido por causas objetivas

Como abogado laboral he tenido que defender los intereses de muchos trabajadores que han visto que perdían su empleo a causa de un despido improcedente, es decir, que realmente la empresa no tenía causas para despedirles. Cualquier despido con una causa inexistente o no válida puede ser declarado improcedente, siempre y cuando el trabajador interponga la demanda por despido improcedente en el plazo de 20 días desde la notificación del mismo.

Un despido disciplinario se produce cuando el trabajador incumple gravemente su contrato de trabajo. El Estatuto de los Trabajadores establece que será un incumplimiento las faltas de asistencia o puntualidad continuadas y no justificadas, los insultos al empresario o a otros trabajadores, la pérdida de confianza, la disminución del rendimiento y el acoso, entre otros. El despido disciplinario no da lugar a una indemnización.

Un despido por causas objetivas se produce cuando el trabajador no se adapta a las modificaciones que se han producido en su puesto de trabajo, por faltas de asistencia justificadas pero que alcanzan un 20% de las jornadas laborales en dos meses continuados o por falta de capacidad del trabajador que se produce una vez ha empezado a trabajar. Al contrario que para el despido disciplinario, el despido objetivo conlleva una indemnización: la cuantía de 20 días por año trabajado, con un máximo de doce nóminas.

¿Qué hay que hacer si un trabajador es despedido?

Indemnizaciones por despido Murcia

Si el trabajador considera y puede probar que su despido no se ajusta a ninguna de las causas anteriormente mencionadas, tiene sólo 20 días para interponer una demanda por despido improcedente. Por tanto, tiene que acudir rápido a un despacho de abogados especializado en derecho laboral.

La única forma de interrumpir dicho plazo de 20 días es presentar una demanda de conciliación. Dicha demanda tiene como principal objetivo intentar que las partes alcancen un acuerdo sobre el objeto del pleito. Si no lo alcanzan, se debe comunicar al Juzgado el resultado del acto de conciliación y continuará el procedimiento laboral hasta sentencia.

En el caso de que la sentencia declare que el despido ha sido improcedente, el Juzgado condenará a la empresa a indemnizaciones por despido improcedente o a la readmisión del trabajador. En el caso contrario no hay ningún tipo de indemnizaciones por despido procedente.

Caso de Laura M. C. de Indemnizaciones por despido Murcia

Laura M. C. acudió a mi despacho porque acaba de ser despedida por causas objetivas. En concreto, la empresa alegaba que había disminuido su rendimiento y que, por ello, decidían rescindir su contrato de forma disciplinaria. Es decir, no le correspondía a Laura M. C. ningún tipo de indemnización.

Ella consideraba que no había bajado su rendimiento, sino al contrario. Le pregunté si tenía pruebas de que había aumentado el rendimiento, en tanto que normalmente estos casos son difíciles de probar. Me contestó que sí y quedamos en que, al día siguiente, vendría a mi despacho para entregármelas.

Caso de Laura M. C. de Indemnizaciones por despido Murcia

Al día siguiente Laura M. C. acudió puntualmente a mi despacho y me entregó las pruebas: correos electrónicos de sus jefes proponiéndola para un ascenso. Esos correos electrónicos se enviaron un mes antes de su despido. Dos semanas después ascendieron a la sobrina del propietario de la empresa, que estaba en un puesto de trabajo inferior al de Laura M. C. Cuando se quejó de ese supuesto favoritismo recibió el despido pocos días después.

Interposición de demanda contra la empresa de Laura M. C.

Inmediatamente interpuse una demanda por despido improcedente, adjuntando los correos electrónicos y solicitando la indemnización correspondiente de 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 nóminas. La indemnización que le correspondía a Laura M. C era de 2.500€. Paralelamente a la interposición de dicha demanda, presenté demanda de conciliación para intentar alcanzar un acuerdo.

Una vez la empresa recibió la demanda de conciliación, me llamó. Quería negociar para evitar la celebración de un juicio. Se mostró dispuesta a abonar la indemnización de 2.500€ a Laura M. C. a cambio de desistir del procedimiento laboral. No obstante, puso como condición que el acto de conciliación se continuara celebrando y que, en ese momento, llegaríamos a un acuerdo.

Así que acudí al acto de conciliación y el abogado de la empresa se mostró dispuesto a llegar a un acuerdo con Laura M. C. Se celebró el acto de conciliación, comuniqué el acuerdo al procedimiento judicial laboral y mi cliente consiguió la indemnización de 2.500€, tal y como le correspondía legalmente.

Gracias a que Laura M. C. vino rápidamente a mi despacho y a que soy abogado especialista en indemnizaciones por despido, ella pudo obtener la indemnización correspondiente, reconociendo la empresa la improcedencia del despido. Por ello, es muy importante dejarse asesorar por un abogado experto en derecho laboral y, sobre todo, acudir rápido a éste, en tanto que el plazo para reclamar por un despido improcedente es muy corto.

Salvador Pino

Salvador Pino

Salvador Pino es licenciado en Derecho. Luego de ejercer como Ayudante Titulado en Ciencias Jurídicas y del Derecho, realizó Doctorado en Responsabilidad Civil y Seguros. También encontramos en su haber un Máster en Derecho Sucesorio y de Familia. Con un largo recorrido y experiencia en la práctica de la abogacía, actualmente ejerce como letrado destacado en expedientes relacionados con: controversias civiles y laborales, negociación empresarial, defensa de los derechos laborales, asesoramiento precontencioso, tramitación de ayudas públicas por daños graves, etc…
Salvador Pino

(Con casos de clientes en Murcia de: Caravaca de la Cruz, Mazarrón, Cieza, Totana, Alcantarilla, etc…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.