¿Qué protección ofrecen las leyes frente a los delitos contra los derechos de los trabajadores Murcia?

Delitos contra los derechos de los trabajadores Murcia

Sandra Serna - Delitos contra los derechos de los trabajadores Murcia

Lo primero que debe saber del Derecho Penal es que es único y el mismo para toda España. De manera que si hago referencia a los delitos contra los derechos de los trabajadores en Murcia deberé tener en cuenta las mismas normas que para el resto del país.

Los fundamentos del Derecho Penal

Esta rama del Derecho se ocupa de sancionar los incumplimientos más graves de las leyes. Otras normas de nuestro ordenamiento jurídico también imponen sanciones a su contravención. Por ejemplo, en el ámbito Civil se castiga con una indemnización al conductor que causa algún daño a un vehículo ajeno. Y si alguien no paga todos sus impuestos el Derecho Administrativo le impone multas correctoras.

De ahí que el Derecho Penal se caracterice por el principio de intervención mínima: sólo aquellas conductas extremadamente graves o indeseables son merecedoras de un castigo importante. En los casos más leves se impondrán sanciones civiles o administrativas. Es una materia que evoluciona constantemente, agravando las penas para determinados comportamientos y suavizando las de otros.

Otros principios importantes son los de proporcionalidad, personalidad y culpabilidad.

En virtud del principio de proporcionalidad se pretende que las penas asociadas a las conductas delictivas sean adecuadas, ni muy benignas ni demasiado gravosas.

Por su parte, el principio de personalidad va dirigido a impedir que una persona sea castigada por los hechos que haya cometido un tercero. Si bien esto es así en cuanto a la responsabilidad penal, la civil sí puede hacerse recaer en otro (el padre respecto del hijo o el empresario respecto de alguno de sus empleados).

Delitos contra los derechos de los trabajadores Murcia

Por último, el principio de culpabilidad obliga a demostrar la responsabilidad o culpa del enjuiciado. Casi con toda seguridad habrá oído la expresión coloquial “se es inocente mientras no se demuestre lo contrario”, formulada técnicamente como presunción de inocencia.

¿Por qué se han de adoptar tantas precauciones en forma de principios?

Las consecuencias a las que se enfrenta un acusado en un juicio penal son mucho más graves y perjudiciales que en otro tipo de procesos. Y no sólo porque pueda ir a la cárcel, que es la pena más grave prevista en nuestro ordenamiento jurídico, sino porque puede enfrentarse a la inhabilitación (pérdida de sus puestos y cargos públicos), a una multa considerable o a otro tipo de medidas más recientes.

En algunos casos se prevé la posibilidad de que el reo no pueda residir o acudir a una determinada localidad. En estos casos tampoco podrá contactar con la víctima, ni siquiera acercarse a ella.

Frente a la importancia de estas penas, el legislador y los expertos en Derecho Penal consideran imprescindible otorgar al acusado una serie de derechos orientados a su defensa, que garanticen, en la medida de lo posible, su culpabilidad antes de castigarle de manera tan dura.

Regulación de estos delitos en el Código Penal

La protección que la Constitución otorga a los trabajadores en España, fundamentalmente a través del artículo 35, se ha visto trasladada al Código Penal, que dedica sus artículos 311 a 318 a sancionar los delitos laborales en España.

En ellos se establecen penas a conductas delictivas muy diversas. El artículo 315 del Código Penal, por ejemplo, no es sino una adaptación del artículo 28 de la Constitución, que consagra los derechos a la libertad sindical y a la huelga. Hasta el punto de que impone penas de prisión y multa a los que impidan o limiten su ejercicio.

En los artículos 311 a 313 se sancionan actividades relativas al incumplimiento de los derechos reconocidos a los trabajadores, el engaño para que se trasladen de un país a otro e incluso la contratación ilegal de mano de obra.

No menos importante es el artículo 314, que desarrolla el artículo 14 de la Constitución, en el que se establece la igualdad de todos ante la ley, prohibiendo que las personas sean tratadas de forma diferente en base a su nacionalidad, color de piel, sexo, orientación sexual, ideología, orientación política, religión… o cualquier otra circunstancia, individual o social.

El incumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales que ponga en peligro la salud, la vida o la integridad física de los trabajadores también aparece regulado, en este caso en los artículos 316 y 317.

¿Se puede conseguir una condena o es extremadamente difícil?

Los abogados laborales, entre los que me encuentro, no sólo desarrollan su actividad resolviendo despidos y contrataciones. Llevan a cabo otras funciones de igual o mayor relevancia. De ahí que deba exigirse, a un buen abogado laboralista, el dominio no sólo de la materia laboral, sino también de la constitucional y penal, entre otras.

A la hora de asumir casos relativos a delitos contra los derechos de los trabajadores, la jurisprudencia es un elemento capital. La jurisprudencia es la interpretación que los tribunales hacen de las leyes en sus sentencias. Como el Derecho es un cuerpo vivo, continuamente actualizado, es imprescindible conocer cómo han resuelto los tribunales determinados procedimientos. Su análisis permitirá al abogado plantear las denuncias y demandas con mayores probabilidades de éxito.

Experiencia con delitos contra los derechos de los trabajadores Murcia

Por lo tanto, el buen conocimiento de la ley, estar al día de las resoluciones judiciales y recabar toda la información aportada por el cliente son los aspectos fundamentales para obtener sentencias favorables.

Experiencia con delitos contra los derechos de los trabajadores Murcia

He asesorado a diferentes clientes que habían sido víctimas de esta clase de abusos. En este momento recuerdo especialmente a una trabajadora, Manuela C. Q., a la que su jefe discriminó desde el primer día. Era un trabajo de administrativa, y como lo necesitaba y, en cierto modo, había asumido que muchas veces las mujeres trabajan en peores condiciones que los hombres, aguantó la situación todo el tiempo que pudo.

Sin embargo, un día, harta de cómo le trataban, pidió cita en mi despacho y me relató todo lo sucedido. No sólo es que cobrara menos, sino que realizaba funciones que no le correspondían.

Con un futuro proceso en mente, puse los hechos en conocimiento de la Inspección de Trabajo, pero la situación de Manuela C. Q. no mejoró en absoluto. Su jefe no se sentía aludido por el requerimiento administrativo y seguía tratándola igual.

No quedaba otro remedio que presentar una querella contra el jefe de mi defendida, Mauro M. S., por un delito del artículo 314 del Código Penal: discriminación en el empleo por razón de sexo. Proponía para el juicio prueba documental (las nóminas de Manuela C. Q.) y testifical. Dos compañeros de mi cliente declararon en juicio ser ciertas las afirmaciones por ella mantenidas. Aparte de cobrar menos que sus compañeros varones, se le encargaban tareas de limpieza y reposición de material, ajenas a su cometido.

La sentencia fue condenatoria para Mauro M. S., a quien se le impuso una pena de multa de 13.500€. Adicionalmente se le conminaba a indemnizar a Manuela C. Q. con 4.500€, que era la diferencia entre su salario y el de sus compañeros durante los meses que llevaba trabajando en la empresa. Además, en adelante su nómina mensual debía equipararse a la del resto de trabajadores (300€ más cada mes).

Afortunadamente para ella, no tuvo problemas a la hora de cobrar la cantidad estipulada, amén de ver mejorada su situación laboral, sintiéndose respetada y valorada en su trabajo.

Si usted ha sufrido problemas de este tipo o no está conforme con su trato en la empresa, concierte una cita con mi despacho y expóngame sus pretensiones. Seguro que hay una solución adecuada a su caso.

Sandra Serna

Sandra Serna

Sandra Serna, tras diplomarse en Derecho se decidió por la especialización en Derecho Penal, Derecho Procesal, Derecho de Daños y Derecho Familiar y Sucesiones. Nos referimos a una profesional de sólida formación con grandes dotes legalistas, lo que la lleva a solucionar con gran eficacia jurídica temas de muy diversa naturaleza legal de modo crítico y reflexivo: negligencias, daños, indemnizaciones, reclamaciones,infracciones, compensaciones, etc…Así como nombramientos de albaceas, reparto de herencias, redacción y gestión testamental, trámites notariales, divorcios, procedimientos de custodia...
Sandra Serna

(Dando servicio a ciudades como: San Pedro del Pinatar, Alcantarilla, Torre Pacheco, Molina del Segura, San Javier, etc…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *