Accidentes laborales en España. ¿Qué indemnización corresponde?

Accidentes laborales en España

 

María Martínez-Accidentes laborales en EspañaSi existe una lacra en el ámbito laboral es que todavía se produzcan accidentes laborales en España. Como abogado laboral especializado en este tipo de accidentes puedo decir que he visto todo tipo de accidentes en el trabajo, desde el más trágico como la muerte del trabajador, hasta las secuelas con distinta gravedad que pueden afectar a la víctima de dicho accidente.

El impacto que supone un accidente laboral en la vida del trabajador y en la de su familia es enorme, puesto que a los daños físicos que puede sufrir se unen los psicológicos.

El que se produzca el accidente laboral está totalmente relacionado con la prevención de riesgos laborales. Aunque una política de accidentes cero es prácticamente imposible (aunque hay que establecer las medidas preventivas adecuadas para conseguir ese objetivo) una adecuada política preventiva ayudará a reducir tanto que se produzcan accidentes en el trabajo, como la reducción de los accidentes laborales en las estadísticas.

Accidentes laborales en España. Concepto

El concepto legal se recoge en el art. 115 de la Ley General de la Seguridad Social (en adelante, LGSS). Los elementos que determinan qué es un accidente de trabajo son los siguientes:

1º) Que el trabajador sufra una lesión corporal: es decir, todo aquel daño corporal producido por una herida, golpe o enfermedad. Se incluyen aquí los daños y secuelas psicológicos.

Accidentes laborales en España

2º) Que se dé una relación de causalidad directa entre el trabajo y la lesión: es decir, que la lesión se haya producido con motivo u ocasión del trabajo. Si el trabajador se daña fuera del ámbito laboral, esa lesión no tendrá el carácter de laboral.

3º) Que la condición laboral del trabajador accidentado sea por cuenta ajena.

Accidentes laborales: sus tipos

Se puede hablar de los siguientes tipos sin ánimo de ser exhaustiva:

1º) Los accidentes que se producen por tareas que se realizan aunque sean diferentes a las habituales (art. 115.2c LGSS).

2º) Los accidentes que se sufren en el lugar y durante el tiempo de trabajo (art. 115.3 LGSS).

3º) El accidente “in itinere”: aquel que sufre el trabajador cuando va o vuelve del trabajo (art. 115.2d LGSS).

4º) El accidente en misión: el que sufre el trabajador en el trayecto que tiene que hacer para cumplir la misión, así como el que se produce en el cumplimiento de la misma dentro de la jornada laboral.

5º) Por último, a reseñar los accidentes de cargos electivos de carácter sindical; los actos de salvamento; las enfermedades que, aunque se padecían de antes, se manifiestan o agravan como consecuencia de un accidente laboral (art. 115.2.f LGSS);  las enfermedades intercurrentes; las enfermedades comunes, no incluidas en el cuadro de enfermedades profesionales, contraídas por la realización del trabajo; y los ocasionados a imprudencias profesionales.

Accidentes laborales: sus causas

Las causas que motivan que un trabajador se accidente en el trabajo deben hacer referencia a los siguientes factores: las personas (por ejemplo, por la carencia de conocimiento o capacitación); los lugares de trabajo (por ejemplo, por el desgaste del equipo o la maquinaria); los materiales y agentes (por ejemplo, por la existencia de sustancias tóxicas); los medios técnicos; y los medios organizativos (incluyendo la gestión preventiva).

¿Qué indemnización corresponde a un trabajador accidentado en el trabajo en España?

Accidentes laborales en España. Concepto

El cálculo de la indemnización que acompaña a un accidente laboral se realiza conforme al Baremo que establece las cuantías correspondientes a los accidentes de tráfico, a falta de legislación específica al respecto.

Por lo tanto, cuando atiendo un caso en mi despacho relacionado con un accidente laboral, tengo que echar mano del Baremo que se utiliza para las indemnizaciones por accidente de tráfico. Es la realidad legal que existe en España sobre este tema.

El cálculo de la indemnización correspondiente por accidente laboral, al igual que ocurría en el caso de un accidente tráfico debe contar previamente con la valoración de un médico forense.

Los factores que se van a considerar a la hora de determinar una cantidad concreta son los siguientes:

  • La incapacidad temporal: los días de hospitalización; los días impeditivos; y los no impeditivos.
  • La incapacidad permanente.
  • Las secuelas.
  • La incapacidad para trabajar.
  • Los daños morales complementarios.
  • El perjuicio estético.
  • Y el perjuicio económico.

A modo de ejemplo

En diciembre de 2014 acudió a verme Dña. Carmen G.G. para solicitar consejo legal sobre el accidente de trabajo que había sufrido su marido provocando su muerte. La causa del fallecimiento de su marido, D. Javier R.J. fue un infarto en el desempeño de su trabajo.

  1. Javier era directivo de una entidad bancaria. Una de las tareas que implicaba su trabajo era acudir a reuniones de carácter frecuente para rendir cuentas sobre los objetivos logrados hasta la fecha. Durante el descanso de una de esas reuniones había sufrido un infarto.
  2. Javier G.G contaba con 35 años, no fumaba, hacía deporte, no tenía antecedentes en su familia de problemas de corazón, y él mismo no padecía de ningún tipo de problema coronario. La cuestión residía en el carácter estresante de su trabajo que le provocaba bastante ansiedad y mucho estrés.

Los partes médicos que me aportó así lo ponían de manifiesto y, de hecho, la Inspección de Trabajo había intervenido a petición de un delegado sindical y había concluido en su informe que el infarto sufrido por el marido de mi cliente tenía la consideración de accidente laboral.

Sin embargo, la entidad financiera se negaba a tal consideración, entendiendo que era un problema personal de salud, sin que se pudiese imputar al trabajo, pese a las evidencias que mi cliente le presentó.

Finalmente después de arduas negociaciones, la entidad financiera en la que trabajaba el marido de mi cliente, a la vista de toda la documentación aportada y ante la amenaza de acudir a juicio, aceptó la consideración de accidente laboral del infarto. Por lo tanto, se pasó de la negativa firme de la empresa en la que trabajaba el marido de mi cliente a obtener la cantidad de 150.000€.

En definitiva, ante un accidente laboral, lo mejor es que, ya sea la víctima o la familia, acudan a un buen abogado laboralista que les pueda indicar los pasos a seguir para gestionar bien esta situación y obtener una buena indemnización.

María Martínez

María Martínez

María Martínez es ilustre abogada con licenciatura en Derecho. Tras su diplomatura decidió especializarse en casos de divorcio, también es una abogada experta en accidentes de tráfico, así como accidentes laborales y especialista en herencias. Hablamos de una jurista multidisciplinar con un alto grado de formación y experiencia en: delitos contra la persona, reclamaciones por indemnizaciones, acuerdos con compañías aseguradoras, accidentes de tráfico, ejecución de la declaración de herederos...
María Martínez

(Defendiendo con éxito a clientes también de: Mazarrón, Jumilla, Torre Pacheco, San Pedro del Pinatar, Lorca, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *