Como actuar ante un accidente trabajo Murcia

Accidente trabajo Murcia

Accidente trabajo Murcia-María MartínezComo siempre unas cifras para situarnos. En España, en el año 2013, se produjeron 468.013 accidentes laborales con baja, es decir, con cierta gravedad como para tener que cesar en la prestación laboral. El accidente de trabajo en Murcia es fuente de reclamaciones y discrepancias constantes entre trabajadores y empresarios y por tanto una causa constante de litigiosidad entre ambas partes, cuya resolución se suele traducir en indemnizaciones económicas de mayor o menor cuantía para el trabajador por diversos conceptos, que, sin ánimo de ser exhaustivos, vamos a examinar aquí. Una parte muy importante del trabajo de los abogados laboralistas como nosotros se centra en estas reclamaciones y en conseguir las correspondientes indemnizaciones y prestaciones para los clientes que sufran un accidente de trabajo.

¿Qué es un accidente de trabajo?

Puede parecer demasiado obvia la pregunta pero, ¿que se considera accidente de trabajo?. En primer lugar, cualquier percance que pueda sufrir en el desempeño de la labor para la que ha sido contratado por su empresa.  Como pueden comprender la gama de situaciones es prácticamente infinita: golpes, cortes, caídas, electrocuciones, daños físicos por fuego, agentes químicos, acciones de máquinas, etc. Cualquier cosa que menoscabe de forma instantánea su integridad personal mientras está al servicio de una empresa es un accidente de trabajo y se debe tratar como tal.

Otra situación posible es que Vd. Sufra el accidente de trabajo en el camino a su casa, mientras está en el periodo de descanso de su prestación laboral (lo que vulgarmente se llama la hora del bocadillo) o cuando va de regreso a su domicilio. Cualquier percance que sufra en estos momentos también es accidente de trabajo, concretamente el primer y el último caso se llaman accidentes in itinere. La razón es que la Jurisprudencia del Tribunal Supremo tiene declarado, desde hace mucho, que estas situaciones son consecuencia del contrato de trabajo, se producen en el curso de su desarrollo y que, por tanto, han de entrar en las coberturas derivadas del mismo.

Un caso real

El director de una entidad bancaria salió de la misma para ir a comer y regresar porque ese día se trabajaba por la tarde en su oficina.  Estaba destinado en una ciudad de la Costa del Sol, y era el mes de Junio, por lo que cuando terminó con la comida, decidió pasar por la playa y darse un refrescante baño antes de reincorporarse en su oficina. Estando en el agua sufrió un infarto y se ahogó.  La entidad bancaria en cuestión se negó a pagar indemnización alguna por el accidente, ni siquiera declarar lo sucedido como accidente laboral, sino como una enfermedad común. Alegaba que fue puro capricho el asunto del baño y que no estaba vinculada por las consecuencias del accidente, ni su causa. Sin embargo el tribunal dictaminó que el accidente se produjo en la jornada laboral y que el accidentado tenía todos los derechos inherentes a su contrato de trabajo. Conseguimos que se pagaran a sus herederos  las indemnizaciones por muerte que estaban establecidas en el convenio colectivo.

Si sufro un accidente de trabajo en Murcia ¿Cómo debo de actuar?

Lo normal es que muchos de los accidentes que se sufren en las empresas no lleguen ni a declararse como tales,  o si se hacen no generan el derecho a la baja laboral por la levedad de los mismos, son los que se llaman en el argot laboralista  se llama “un sin baja” y que no dan derecho a reclamar indemnizaciones, ni a prestación alguna.

Accidente Trabajo Murcia

 

Sin embargo, si sufre un accidente laboral con baja en Murcia, estas son algunas recomendaciones que debe de seguir:

  • En primer lugar, desde que entre a trabajar en una empresa, infórmese de cuál es la mutua de accidentes de trabajo de la misma. Para entendernos, la mutua de accidentes es una empresa especializada en la gestión de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y son las que se encargan de la cobertura médica y económica de las mismas. Obligatoriamente su empresa tiene que tener una mutua de accidentes de trabajo. Muchas mutuas facilitan tarjetas con teléfonos y direcciones de centros de atención a los trabajadores, solicite la suya. La otra opción es la Seguridad Social y los servicios de urgencias.
  • Si sufre un accidente y está en condiciones de hacerlo, pida que lo lleven a los servicios médicos de la mutua de la empresa lo que agilizará los trámites de su accidente, la atención médica y centralizará toda la documentación derivada del mismo.
  • Guarde copia de toda la documentación desde ese mismo momento (esto es importantísimo) relativa a su accidente, partes de baja, hojas de consulta, diagnósticos, radiografías etc. Pida, incluso por escrito, que se le faciliten estas copias.
  • Preste especial atención al alta médica. Si la mutua de dice que ya está curado, aun cuando Vd. no esté de acuerdo, este documento y su fecha son esenciales porque determinan el plazo para reclamar, a todos los efectos, que viene a ser de un año desde que le dan ese alta y le dicen, si las hay, cuáles son sus secuelas.
  • No espere al último momento para contratar un abogado experto en accidentes laborales como nosotros. Si lo hace desde el principio, le podremos acompañar en todo el trámite de su accidente, resolver cualquier incidente que se produzca con la mutua o su empresa, denunciar el mismo ante la inspección de trabajo, y estaremos perfectamente documentados y enterados para reclamar cualquier prestación o indemnización que le pueda corresponder.

Que puede reclamar si sufre un accidente de trabajo.

Existen tres cosas que pueden reclamar como consecuencia de un accidente del contrato:

  • Lo que se denomina IT (incapacidad temporal) y que es la prestación que le corresponde mientras este Vd. de baja, se la paga su empresario en la nómina mensual y durante un periodo máximo de 18 meses, tras el que su empresa puede pedir la suspensión del contrato de trabajo y que sea la mutua se haga cargo de esa prestación hasta el momento del alta médica. Conlleva el reconocimiento de accidente de trabajo y la concesión de la baja, bien por el médico que le atienda en la Seguridad Social o la misma mutua. Si no se la dan, es el motivo, precisamente por el que hay que reclamar, porque no le reconocen el accidente sufrido y su gravedad.

Uso de elementos de seguridad accidente trabajo murcia

  • La responsabilidad civil. Las empresas tienen una deuda de seguridad con el trabajador debiendo garantizar en todo momento las condiciones óptimas de prestación laboral y se considera que los accidentes de trabajo son un incumplimiento de esta obligación y los daños de los trabajadores por esta causa son responsabilidad civil indemnizable por el empresario. Esta presunción es tan fuerte que se llega, incluso a invertir la carga de la prueba en el juicio, es decir son las empresas las que tienen que demostrar que las medidas de seguridad en el puesto de trabajo eran las correctas, siendo carga del trabajador, únicamente, que existe relación de causalidad entre las medidas defectuosas y su accidente, si bien en la práctica el defecto de las medidas de seguridad relacionadas con el accidente conlleva la presunción cuasi objetiva de esa relación de causalidad. La mayoría de los convenios colectivos fijan obligaciones de las empresas para asegurar a sus trabajadores en determinadas cuantías y conceptos: muerte, incapacidad total, parcial, lesiones. Muchas empresas suelen mejorar estas cuantías en sus seguros para protegerse contra posibles reclamaciones de trabajadores. Las cantidades a reclamar se rigen por lo que establece el baremo de accidentes de tráfico, si bien desde el año 2013 existe una tabla de lesiones permanentes no invalidantes específica para accidentes de trabajo, que reduce sensiblemente las indemnizaciones. A título indicativo perder una oreja en su puesto de trabajo supone una indemnización de 1.810 €, perder el dedo pulgar derecho 2.240 €.
  • El recargo de prestaciones. Si sufre un accidente de trabajo y se declara la responsabilidad de la empresa por omisión de medidas de seguridad (esto lo hace la Dirección General de Trabajo, previo informe de la Inspección de trabajo, por denuncia o de oficio), la empresa sufrirá un recargo de la prestación por IT o la que se acuerde en caso de muerte, como castigo e indemnización por no tener las medidas de seguridad adecuadas a su puesto de trabajo. El recargo va de un mínimo del 30% al máximo del 50%. Si su prestación por IT es de 500 €, puede recibir entre 150 y 250 € más al mes, dependiendo del grado de incumplimiento de su empresa en materia de seguridad. Y eso durante la duración de toda la prestación, lo que hace que esta cifra pueda ser muy cuantiosa.

La IT, la responsabilidad civil laboral y el recargo de prestaciones son figuras muy técnicas y precisan de un abogado de derecho laboral experto para su trámite o defensa, si la empresa que han de pagarlos recurre en su contra.

Otro caso real

Hace años un trabajador de una empresa de construcción de nuestra localidad sufrió un accidente de trabajo en la obra en la que trabajaba.  Cayo por el patio de luces del edificio mientras hacía los enfoscados de la terraza. Trabajaba en un quinto piso. El resultado fue de muerte. El informe de la Guardia Civil y  de la Inspección de Trabajo concluyeron que las barandas provisionales no estaban bien montadas y que en la parte inferior no había plinto o cierre, y que, seguramente, el trabajador cayó por ahí, por un tropiezo o por un mareo. Reclamamos una responsabilidad civil de 300.000 € a la empresa y a su compañía de seguros por las deficientes medidas de seguridad. Estos solo ofrecían 100.000 € que era la cobertura máxima contratada al seguro en caso de muerte de un trabajador. Conseguimos la cifra que reclamábamos, ya que el tribunal estableció la relación entre esa ausencia de medidas de seguridad y el accidente asumiendo la versión de la Inspección de Trabajo. Adicionalmente, la Seguridad Social acordó un recargo de prestaciones, como sanción, del 50% de las prestaciones que se establecieron para los herederos por la muerte lo que supuso casi 200.000  € más. Una importante indemnización final.

Como pueden observar, un buen bufete laboralista, que conozca a fondo esta materia puede suponer un aumento importante de sus indemnizaciones y prestaciones, si cuenta con nosotros conseguiremos lo mejor para usted.

María Martínez

María Martínez

María Martínez es ilustre abogada con licenciatura en Derecho. Tras su diplomatura decidió especializarse en casos de divorcio, también es una abogada experta en accidentes de tráfico, así como accidentes laborales y especialista en herencias. Hablamos de una jurista multidisciplinar con un alto grado de formación y experiencia en: delitos contra la persona, reclamaciones por indemnizaciones, acuerdos con compañías aseguradoras, accidentes de tráfico, ejecución de la declaración de herederos...
María Martínez

(Admitimos casos de: Caravaca de la Cruz; Molina del Segura; Jumilla; Torre Pacheco; etc…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *