La realidad normativa tras los casos de lesiones accidente tráfico Murcia

Lesiones Accidente Tráfico Murcia.

Sandra Serna - Lesiones Accidente Trafico Murcia Accidentes de tráfico e indemnizaciones son dos realidades que van de la mano. La responsabilidad civil asociada a la circulación de vehículos a motor se pone de manifiesto ante cualquier suceso ocurrido en la vía pública afectando al resto de usuarios de la misma. Como abogado suelo tratar con numerosas lesiones por accidente de tráfico en Murcia, y es esta experiencia la que me ha llevado a conocer la normativa básica afecta, a saber:

Ley 50/80, de 8 de octubre, por la que se regula el Contrato de Seguro.

RDL 8/2004, de 29 de octubre, relativa a la responsabilidad civil en la circulación. Así como la Ley 21/2007, de 11 de julio, por la que se modifica la anterior.

Real Decreto 1507/2008, de 11 de septiembre, del Reglamento del seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor.

Definiciones comunes para todos los casos de lesiones accidente tráfico Murcia.

Al tratar el tema de la responsabilidad que se desprende del uso y circulación de vehículos a motor como consecuencia de los accidentes de tráfico en España, es fundamental reflejar el articulado que recoge las dos definiciones imprescindibles sobre las que va a girar la base de cualquier caso:

 Vehículos a motor: la definición de este concepto fundamental se encuentra en el artículo 1.1 del Real Decreto 1507/2008. Este artículo es completado al mismo tiempo por el artículo 1.2, donde se enumeran los vehículos no incluidos en el ámbito material del Reglamento.

 Hechos de la circulación: dicha enumeración de sucesos, así como lo que ha de entenderse fuera de este concepto, la encontramos en el artículo 2 del mismo Real Decreto.

Lesiones Accidente Trafico MurciaJunto a estas definiciones, es importante destacar aquellas coberturas que se recogen en la normativa del Seguro Obligatorio de Automóviles que, de acuerdo a su articulado, establece que están incluidos los gastos que se desprendan o sean producidos a consecuencia de la asistencia médica y farmacéutica, así como los de entierro y funeral.

Estas coberturas indicadas son las que se van a constituir como base para la indemnización en los accidentes de tráfico en Murcia y en el resto de la geografía española.

Sin embargo, como cualquier abogado de accidente de tráfico sabe, es necesario aclarar que el seguro obligatorio no alcanza la cobertura de aquellos daños o perjuicios ocasionados por las lesiones o fallecimiento del causante del accidente, recogido en el artículo 5.1.

Diferentes Jurisdicciones para un mismo caso.

El ámbito de los accidentes de tráfico va a quedar cubierto por las jurisdicciones penal y civil conforme a un orden de prelación de las acciones a tomar.

Hay que establecer que se debe acudir a la vía penal en aquellos casos donde se produzcan lesiones, ya que de acuerdo con el artículo 621 del Código Penal sólo son perseguibles en esta jurisdicción mediante denuncia de la persona afectada o lesionada, bien por sí mismo o bien por medio de su representante legal. Junto a esta acción penal se establece la posibilidad de solicitar la civil en los llamados delitos contra la seguridad del tráfico.

La vía civil queda reservada para aquellos casos en los que se aprecie responsabilidad civil sin responsabilidad penal. Para delimitar la actuación de la vía civil hay que acudir al artículo 1902 del Código Civil, que en concurso con el artículo 1968 del mismo Código establece el periodo de un año desde que sucediera el incidente.

Este periodo de tiempo se presupone reservado durante la celebración del procedimiento penal o en caso de finalización del proceso penal, el cual supone un plazo de prescripción para interponer la denuncia de 6 meses desde la fecha del accidente, según el artículo 131.2 del Código Penal. Por lo tanto, de manera general suele decirse que existe un periodo de 18 meses para la interposición de la acción civil.

Demanda-por Lesiones Accidente Trafico MurciaAcudir a un profesional, garantía de éxito.

Mi cliente Cristóbal H. M. acudió a mi despacho como profesional especializado buscando asistencia legal y ver qué solución e indemnización le correspondía por las lesiones del accidente de tráfico que había padecido.

 El día 5 de febrero de 2010 el turismo en el que viajaba mi cliente sufrió un accidente de circulación al producirse una colisión por alcance, siendo golpeado en su parte trasera por el vehículo que circulaba detrás de él.

El suceso ocurrió cuando ambos vehículos transitaban bajo condiciones meteorológicas adversas, que exigían una conducción extremadamente diligente. A consecuencia del accidente, mi cliente sufrió lesiones de diversa consideración, principalmente asociadas a un latigazo cervical severo, que son lesiones frecuentes en los accidentes de tráfico.

En virtud del atestado de la Guardia Civil se siguió ante el Juzgado de Instrucción el correspondiente proceso, terminando éste con sentencia absolutoria para el denunciado. En dichas actuaciones penales se personó la entidad aseguradora del automóvil conducido por el denunciado, en calidad de responsable civil directo, y no efectuó pago o consignación alguna dentro del plazo de tres meses siguientes al siniestro, como debería haber hecho conforme a la legislación vigente.

Dentro del periodo establecido de un año desde el archivo de la causa penal, se formula demanda civil conjunta contra el conductor del vehículo y responsables civiles en reclamación de la indemnización que se consideraba pertinente, más el interés de demora fijado en la Ley del Contrato de Seguro.

La aseguradora demandada se opuso a que se le impusieran los referidos intereses de demora, al negar cualquier responsabilidad de su asegurado en el accidente, por considerar que el mismo quedaba exonerado por los motivos meteorológicos citados anteriormente, que impidieron observar ninguna negligencia en el ámbito penal.

Sin embargo, se decide por el juzgado de lo civil la completa estimación de la demanda de mi cliente, quedando por ello la aseguradora obligada al pago de la cantidad reclamada así como de los intereses del artículo 20 LCS a tener en cuenta desde el suceso, suponiendo un total de 18.567€ (cantidad compuesta por 17.500€de indemnización y 1.067€ de intereses).

Sandra Serna

Sandra Serna

Sandra Serna, tras diplomarse en Derecho se decidió por la especialización en Derecho Penal, Derecho Procesal, Derecho de Daños y Derecho Familiar y Sucesiones. Nos referimos a una profesional de sólida formación con grandes dotes legalistas, lo que la lleva a solucionar con gran eficacia jurídica temas de muy diversa naturaleza legal de modo crítico y reflexivo: negligencias, daños, indemnizaciones, reclamaciones,infracciones, compensaciones, etc…Así como nombramientos de albaceas, reparto de herencias, redacción y gestión testamental, trámites notariales, divorcios, procedimientos de custodia...
Sandra Serna

(Dando servicio a ciudades como: San Pedro del Pinatar; Cartagena; San Javier; Torre Pacheco; Yecla; Jumilla; etc…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *